El IGIC (Impuesto General Indirecto Canario)

El IGIC (Impuesto General Indirecto Canario)

Conoce de primera mano las principales características del Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) que afectan a tu actividad como autónomo en las islas. Te contamos su funcionamiento, los tipos de IGICexistentes,  las exenciones, el régimen simplificado del IGIC y las obligaciones a cumplir.

Si eres contribuyente residente en Canarias debes tener muy en cuenta el sistema fiscal de las islas que pasa por un impuesto propio, el IGIC.

¿Qué es el IGIC?

El IGIC (Impuesto General Indirecto Canario) es un impuesto general sobre las ventas/prestaciones de servicios y constituye el tributo  básico de la imposición indirecta canaria. El IGIC es un impuesto en cascada, debido a que se traslada de una etapa de la producción a otra, hasta llegar al consumidor final, quien corta la cadena de traslado.

Para lograr este efecto, cada autónomo traslada el impuesto a su cliente aplicando un porcentaje (tipo impositivo) sobre el precio de la  operación (base imponible del impuesto), y resta el IGIC que ha soportado en sus compras, o que ha tenido que pagar en la importación de bienes.

Se le suele considerar como impuesto gemelo del IVA por sus grandes similitudes tanto en hecho imponible, fecha de devengo, liquidaciones… pero con la gran diferencia de establecer unos tipos impositivos menores (tipo del 7% general en contraposición al 21% en península)

¿Quién debe presentar la declaración de IGIC?

Las personas o entidades que realicen habitualmente actividades empresariales o profesionales. En todo caso, se consideran empresarios o profesionales las sociedades mercantiles y quienes exploten un bien de cualquier clase con el fin de obtener ingresos continuados en el tiempo, en  particular los arrendadores de bienes y los promotores inmobiliarios. En las importaciones, el declarante es el importador aunque no sea empresario o profesional.

La declaración censal de comienzo en el IGIC (modelo 400) debe ser presentada en la Administración Tributaria Canaria por todos los autónomos que vayan a realizar operaciones sujetas a esta figura impositiva.

¿Cómo se liquida el impuesto?

LIQUIDACIÓN IGIC: IGIC REPERCUTIDO – IGIC SOPORTADO

Donde:

IGIC repercutido: Precio de venta x Tipo de IGIC repercutido en cada factura emitida

IGIC soportado: Precio de compra x Tipo de IGIC soportado en cada factura recibida

Los autónomos deberán presentar ante la Administración Tributaria Canaria la liquidación trimestral. El resultado de la misma puede ser a ingresar, a compensar o, en el último período de liquidación del año, a devolver y las fechas límite de presentación vienen a ser: 20 de Abril, 20 de Julio, 20 de Octubre y 31 de Enero. OJO: la liquidación correspondiente al 31 de Enero debe acompañarse del resumen anual (modelo 425).

De manera general, los modelos a rellenar son:

  • El 420 para los sujetos en estimación directa.
  • El 421 para los sujetos en estimación simplificada (módulos).

Ambos pueden ser descargados a de la web de la Administración Tributaria Canaria.

Tipos y exenciones

Las exenciones se encuentran reseñadas entre el artículo 10 y el 15 de la Ley 20/1991 de 7 de Junio.

A grandes rasgos, podemos definir como actividades exentas: servicios postales, asistencia sanitaria, entregas de sangre, servicios de asistencia social, educación, servicios prestados por entidades deportivas, empresas culturales, operaciones de seguro y reaseguro, operaciones financieras, comercio minorista.

Además, los autónomos deben tomar muy en cuenta el artículo 10.1.28en virtud del cual están exentos del impuesto mientras no sobrepasen los 28.440€ de facturación anual (este límite se revisará anualmente).

Los diferentes tipos impositivos aplicables desde el 1 de julio de 2012 vienen detallados en el artículo 27 de la Ley 20/1991 y, en cuanto a interés para el empresario autónomo, pueden resumirse en:

  • Tipo cero: 0% para la entrega de agua; la venta de productos sanitarios y veterinarios; la entrega de libros, periódicos y revistas; la ejecución de obras en viviendas de protección oficial; las entregas de alimentos; el transporte aéreo de viajeros.
  • Tipo reducido: 3% para la industria minera; la industria química; el sector textil; la industria de la madera; la industria papelera; el transporte terrestre; la reparación de vehículos.
  • Tipo general: 7% para todas las actividades que no estén comprendidas en el resto de tipos aquí expuestos.
  • Tipo incrementado: 9,5% para las entregas de cigarros puros de precio superior a 1,8€/ud; la venta de bebidas alcohólicas; la venta de artículos de joyería; la distribución de cartuchería; la venta de productos peleteros; las entregas de artículos de perfumería.
  • Tipo especial incrementado: 13, 5%
  • Tipos especiales: 20% para la elaboración de tabaco negro. 35% para las labores de tabaco rubio.

Régimen simplificado del IGIC

Se aplica automáticamente, salvo renuncia expresa, a las personas físicas que ejerzan alguna de las actividades contempladas en  la orden de 21 de marzo de 2007 del Gobierno de Canarias.  

En este régimen, la normativa fija directamente las cantidades de IGIC devengado a partir de la aplicación de unos índices o módulos, del cual podrá deducirse un monto determinado del IGIC soportado en las compras, en las inversiones y en el arrendamiento de bienes inmuebles. La deducción del IGIC soportado puede hacerse, bien trimestralmente, bien de una única vez en el 4T. El resultado de la liquidación del impuesto (IGIC repercutido menos IGIC soportado) no puede estar por debajo del límite establecido por ley para cada actividad. El modelo que se utilizará para la liquidación del IGIC en el régimen simplificado es el 421, acompañándose de un resumen anual (modelo 425) en el 4T. Dichos modelos están listos para descarga en: https://www.gobiernodecanarias.org

Por regla general, un sujeto pasivo sólo puede tributar en el régimen simplificado del IGIC si tributa en estimación objetiva del IRPF y viceversa.

Recargo a la importación para el comerciante minorista

A los efectos del impuesto la  consideración de comerciantes minoristas depende de dos requisitos: revender sin transformar, y no tener por clientes a empresarios y/o profesionales en más del 30% de las operaciones del año precedente.

El comerciante minorista NO REPERCUTE IGIC por las entregas de bienes/prestaciones de servicios que realice y, del mismo modo, no puede deducirse el IGIC que soporte en sus compras.

No obstante, las importaciones sujetas al impuesto que realicen los comerciantes minoristas, estarán sometidas a un recargo que se determina como sigue y que viene regulado en el artículo 58 bis de la ley 20/1991:

  • 0,2% para las importaciones gravadas con un 3% de IGIC
  • 0,5% para las importaciones gravadas con un 7% de IGIC
  • 0,9% para las importaciones gravadas con un 9,5% de IGIC
  • 1,3% para las importaciones gravadas con un 13,5% de IGIC

La liquidación del recargo se hará en el momento en que se produzca el levantamiento de la mercancía en aduanas.

Obligaciones formales del autónomo

  • Darse de alta como empresario individual en el censo de la administración tributaria canaria (modelo 400)
  • Presentar trimestralmente las liquidaciones del impuesto (modelo 420 para el régimen general y 421 para el simplificado)
  • Presentar el resumen anual del IGIC en Enero (modelo 425)
  • Presentar una declaración informativa en la que se incluirán todos aquellos clientes y proveedores con los que se hayan efectuado operaciones anuales por un valor superior a 3.006€ (modelo 415). Fecha límite: 31 de marzo.

En cuanto a libros:

  • Régimen general: libro de facturas emitidas, de facturas recibidas y de bienes de inversión.
  • Régimen simplificado: libro de facturas recibidas.
  • Régimen especial de comerciantes minoristas: no hay que llevar libro alguno pero se tiene la obligación de emitir facturas en las que figure claramente la expresión “comerciante minorista”.

IVA o IGIC en facturas de empresas de la península

Las empresas y autónomos de la península que vendan a Canarias no deben incluir el Iva en sus facturas. La entrega de bienes a Canarias se considera exportación. En el caso de bienes se considera una exportación y está exenta de IVA y en el caso de servicios es una operación no sujeta por lo que tampoco lleva IVA. En el caso del comprador canario de bienes, deberá pagar el IGIC pertinente que le pidan en la aduana al recoger su producto.